Skip to main content
Detalle de la Buena Práctica

ODSesiones


Palabras clave: Agenda 2030, universidades, Objetivos de Desarrollo Sostenible, sinergias, sostenibilización curricular

Resumen de la Práctica

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) son una llamada universal a la adopción de medidas para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que todas las personas gocen de paz, prosperidad, igualdad económica, innovación, consumo sostenible y justicia y paz, entre otras prioridades.

A través del proyecto ODSesiones se pretende por una parte crear conciencia sobre la importancia de los ODS entre los miembros de la Universidad de Murcia (UMU), y por otro, desarrollar actividades que tengan un impacto real sobre la sociedad murciana. Además, como institución educativa, se persigue que ningún alumno termine sus estudios universitarios sin conocer los ODS y aún más importante, lo que puede hacer por ellos desde el ámbito profesional que escoja.

ODSesiones es un proyecto transversal que, entre 2019 y 2021, unirá facultades, ONGD, Administraciones Públicas, empresas, investigadores, organizaciones y estudiantes para crear conciencia de la situación en la que vivimos y tratar de mejorarla.

Así, cada mes se dedicará a uno de los ODS. Las actividades son organizadas y desarrolladas en las facultades más relacionadas con su temática. Las facultades anfitrionas acogen durante su mes correspondiente conferencias, talleres, exposiciones artísticas, programas de voluntariado, ferias, mercadillos, acciones culturales y solidarias de impacto y transformación social, en colaboración constante con ONGD, AAPP, empresas  y otras instituciones.

Esta iniciativa surgió desde el Vicerrectorado de Responsabilidad Social y Transparencia de la Universidad de Murcia, apoyado por todo el equipo rectoral, y trasladado después a los equipos decanales, que se comprometieron a involucrar activamente a sus facultades en el proyecto. Muchos otros servicios y áreas de la UMU se han visto implicados en ODSesiones, el cual sería imposible sin ellos: Unidad Técnica, Servicio de Voluntariado, Sala de Prensa, Consejo de Estudiantes…

Aunque el público objetivo principal son los estudiantes, la inmensa mayoría de actividades está abierta para toda la sociedad. Así, aunque casi todas las actividades tienen lugar en las Facultades anfitrionas, muchas otras son llevadas a otros espacios de la ciudad de Murcia. Otras se han desarrollado en ciudades distintas en las que la Universidad cuenta con centros, como Lorca y Cartagena. A pesar de que la pandemia ha impedido o limitado la presencialidad en la mayoría de las actividades, estas se han llevado a la modalidad telemática, habiendo aumentado de esta manera la afluencia de público virtual externo a la UMU, así como la grabación y posterior publicación de las actividades, accesible para todos y todas.

Además, se desarrolla una sesión mensual de sostenibilización curricular llamada Aula 2030. En ella, el personal docente de las facultades anfitrionas del ODS en curso recibe formación sobre cómo incorporar los ODS en los planes de estudio de las titulaciones del centro.

1. Planificación de la Práctica

Frente a los problemas que azotan el mundo, la Organización de Naciones Unidas (ONU) puso en marcha en 2015 la Agenda 2030, compuesta por 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Los retos que los ODS plantean no pueden esperar más tiempo a ser enfrentados, y lo más importante, debe hacerse conjuntamente por parte de todos los sectores. Las Universidades deben asumir su responsabilidad como actores promotores del cambio en la sociedad.

La Universidad de Murcia (UMU) llevaba años realizando distintas acciones con impacto en los ODS, especialmente en materia medioambiental a través de su equipo de Campus Sostenible, perteneciente a la Unidad Técnica. El campus cuenta con instalaciones preparadas para la recolección y utilización de distintas energías renovables, existen varios medios de transporte público para llegar a él, se fomenta la utilización de bicicletas, máquinas expendedoras con productos de comercio justo, así como una tienda con artículos alimenticios y cosméticos ecológicos, entre otras. Pero no existía un verdadero plan estratégico de implantación de los ODS en la universidad.

Sin embargo, con la entrada de un nuevo equipo rectoral en mayo de 2018 se decidió que la UMU debía adquirir un mayor compromiso con los ODS. Esto se materializó en la creación de la figura del Delegado del Rector para la Responsabilidad Social y la Transparencia, que más tarde se convirtió en Vicerrectorado, al cual se le encomendaron las competencias en materia de desarrollo sostenible.

Este comenzó inmediatamente con el diseño del proyecto ODSesiones, cuya fecha de inicio se fijó el 31 de enero de 2019. Los pasos a seguir fueron los siguientes:

[JULIO 2018]

-Presentación del proyecto al Rector, el cual dio su visto bueno y dio orden general a todos los servicios y áreas de la Universidad de prestar la colaboración que se les requiriera para el desarrollo de ODSesiones.

-Reunión con los equipos decanales de las Facultades y Centros de la UMU, debido al gran protagonismo (y esfuerzo), que dicho proyecto requeriría de ellos. Se les informó sobre el proyecto y se les pidió que se adscribieran a los ODS más relacionados con sus campos de conocimiento.

[SEPTIEMBRE 2018]

-Reunión con todas las ONG y entidades que trabajaran proyectos relacionados con el desarrollo sostenible en el ámbito de la Región de Murcia, con las que se contactó tanto a título individual como a través de las organizaciones que las agrupan.

-Elaboración de un calendario del proyecto en el que se asignaba cada ODS a un mes y a unas facultades o centros y ONGD.

-Búsqueda de patrocinadores y firma de convenios con ellos.

[OCTUBRE 2018]

-Diseño de la imagen del proyecto y de una línea de merchandising y material promocional.

-Planificación de las actividades concretas a realizar cada mes en relación con el ODS correspondiente, en conjunto con los equipos decanales y las delegaciones de estudiantes de las Facultades implicadas, así como con las ONGD participantes.

Esta última actividad se repite aproximadamente tres meses antes de que tenga lugar la celebración de cada ODS.

Desde febrero de 2019 con el ODS 1 hasta febrero de 2020 con el ODS 8 el programa se desarrolló según se había planificado. Pero en marzo de 2020, con la pandemia de la COVID19 y el posterior cierre de las Universidades y limitación de las actividades presenciales, debieron hacerse numerosos cambios para adaptarse a la nueva situación.

Así, se pospuso la celebración de los siguientes ODS, volviendo a comenzar estos en octubre de 2020, atrasando también la finalización de ODSesiones a noviembre de 2021. También se adquirieron distintas herramientas digitales para trasladar la celebración de actividades al ámbito telemático mientras sea necesario.

2. Desarrollo y ejecución de la Práctica

Hasta el momento podemos considerar que de manera global (con la excepción de los ya mencionados cambios a consecuencia de la COVID19), el proyecto se ha desarrollado de acuerdo a su planificación, cumpliendo la mayoría de objetivos que nos planteábamos.

La implicación de los equipos decanales y en general del cuerpo docente de los centros que acogían actividades ha sido clave para que el alumnado de los mismos se animara a participar en la programación de ODSesiones. Así, en aquellas ocasiones, al inicio del proyecto, en las que un profesor optaba por mandar una tarea para su clase relacionada con alguna actividad de ODSesiones, o les ha hablado de ella a sus alumnos, esta ha tenido mucho más éxito. Este tipo de pautas, sin embargo, no ha sido llevado a cabo en todos los ámbitos por igual, por lo que el nivel de participación ha distado mucho en unas y otras actividades.

Con el fin de mejorar este aspecto, en la planificación de los siguientes meses de promoción de los ODS se reforzó por parte de los equipos decanales la labor de vinculación entre las asignaturas y materias con actividades concretas del programa de ODSesiones, con el fin de que el profesorado se implique aún más en las mismas. Así, las actividades de ODSesiones pasarán a considerarse una forma más de impartir la docencia.

Una situación parecida se dio con las delegaciones de alumnos de las facultades, con las que desde un primer momento se contaba como un fuerte potenciador en la tarea de atraer al alumnado al proyecto ODSesiones. De igual forma que ocurrió con el profesorado, no todas se implicaron de la misma manera, lo cual tuvo también efectos sobre la participación. Actualmente, ya se ha incorporado al alumnado desde las primeras fases de la planificación de las programaciones de ODSesiones para nutrirlas de actividades que sean realmente del interés de este colectivo, contando con las delegaciones de estudiantes en las reuniones preparatorias, así como dejando prácticamente en sus manos el diseño de algunas actividades, como los recientemente presentandos Retos ODSesiones, a través de Instagram.

A pesar de estas cuestiones, apenas un 6% de las actividades han sido canceladas por falta de asistencia (en el ODS 9, durante marzo de 2020, tuvieron que cancelarse también las actividades de la segunda mitad del mes debido a la clausura de las universidades como consecuencia de la pandemia de la COVID19). Esto ocurrió únicamente durante la celebración de los primeros meses de ODSesiones, ya que a partir de ese momento, se consideró que para las futuras programaciones se trataría de reducir el número de actividades con el fin de concentrar la participación en estas. Además, se comenzó a incidir más durante la etapa de planificación de la programación de cada mes en la necesidad de vincular el contenido de las actividades con las materias estudiadas en las facultades anfitrionas.

Un aspecto que tuvo mucha más aceptación de la esperada fue el programa de voluntariado que se abrió para ayudar en la difusión y supervisión de actividades de ODSesiones. 55 alumnos se apuntaron como voluntarios solo en el primer mes, llegando a ser más de 130 a lo largo de los siguientes meses del proyecto. Se había previsto, con el fin de que estos fueran capaces de llevar a cabo correctamente sus funciones de comunicación de ODSesiones, darles formación sobre los ODS y el proyecto, además de una explicación concreta y práctica de sus tareas, consistente en que, al menos durante el primer turno de voluntariado de cada uno de ellos, una persona del equipo ODSesiones o un voluntario “veterano” lo acompañara. El gran número de estudiantes que se apuntaron, sumando al hecho de que no todos se integraron al mismo tiempo en el equipo de voluntarios de ODSesiones hizo que fuera necesario un esfuerzo mayor del planeado por nuestra parte para poder atenderlos a todos. Siendo el volumen de voluntarios tan grande, se decidió incorporar algunas iniciativas relacionadas con ellos, como el nombramiento del Voluntario/a del mes, que implica, además de un reconomiento público, un premio de ODSesiones.

Además, dentro de la campaña de difusión de ODSesiones se contó con cuatro carpas informativas de las que los voluntarios se encargarían. Se diseñó un calendario con numerosos turnos y ubicaciones distintas, incluso dentro del mismo día, para que la comunicación del proyecto alcanzara a todos los campus, zonas y edificios de la Universidad de Murcia.

Actualmente la mayoría de actividades de ODSesiones tienen lugar en formato online, por lo que se ha estado trabajando especialmente con la herramienta Zoom para elegir las modalidades más acordes a la tipología de cada actividad y facilitar así la accesibilidad de todo el mundo al programa ODSesiones, procurando que su esencia y calidad no se vean en absoluto afectadas por estas circunstancias.

3. Resultados de la Práctica

El dato básico para evaluar el éxito o no de este proyecto es, desde luego, el número de participantes en las actividades realizadas en el marco de ODSesiones, que se acerca a los 13.800 durante los primeros once meses de este. 138 estudiantes han participado como voluntarios en el proyecto ayudando a su difusión y al correcto desarrollo de las actividades, de las cuales, en total se han llevado a cabo 298.

Podemos desde luego considerar que en conjunto, las actividades se han desarrollado de forma más que satisfactoria, ya que la nota media global de todas ellas, de acuerdo a la calificación de los asistentes obtenida mediante encuestas, es de un 8 sobre 10.

Además, se debe mencionar que el primer paso para lograr de forma efectiva los ODS es sin duda conocerlos, y podemos decir que el 87,5% de los encuestados (todos ellos pertenecientes a la comunidad universitaria), nos ha indicado que, efectivamente, saben lo que son.

Sin duda, hay que tener en cuenta también como factor de evaluación no solo los asistentes físicos, sino también los virtuales. Dado que uno de los objetivos principales de ODSesiones es la divulgación, muchas de sus actividades han sido recogidas en vídeo. Durante los once primeros ODS y meses se han grabado 133 vídeos relacionados con ODSesiones, de los que 50 corresponden a actividades que han sido íntegramente grabadas y puestas a disposición de la sociedad en la página web. En total han recibido más de 6.000 visualizaciones.

En cuanto a la página web, creada apenas un mes antes de la inauguración del proyecto, cuenta con más de 12.000 visitas.

En cuanto a las redes sociales, que actualmente es un método indispensable para conocer el impacto que un proyecto como este realmente ha tenido, especialmente entre la población joven como los estudiantes, podemos dar los siguientes datos: contamos con 717 seguidores en la página de Facebook (https://www.facebook.com/UmuODSesiones/), 1636 en Twitter (https://twitter.com/UmuODSesiones) y 1338 en Instagram (https://www.instagram.com/umuodsesiones/).

Uno de los objetivos principales del proyecto era lograr abordar cada ODS desde el máximo de perspectivas posibles, incidiendo especialmente en lo que cada persona, desde su ámbito de actuación profesional puede hacer por el desarrollo sostenible del planeta. Esto se ha logrado sin duda al plantear las actividades de cada ODS dentro de las Facultades cuyos alumnos podían estar más interesados en la materia. También ha sido clave la participación y organización de actividades por parte de distintos actores de la sociedad (más de cien a lo largo de la promoción de los once primeros ODS), que nos muestran precisamente esta diversidad de puntos de vista presentes en la realidad.

La conjunción de estos distintos colectivos dentro de la programación, así como la buena acogida que ha tenido el proyecto y la difusión con la que ha contado tanto a nivel local como regional y estatal han tenido beneficios muy positivos relacionados con otro de nuestros objetivos principales: la creación de sinergias entre los distintos actores de la sociedad para trabajar colectivamente por los ODS. Así, ya estando iniciado el proyecto, multitud de asociaciones, empresas y expertos han contactado con nosotros expresando su deseo de participar en ODSesiones y proponiendo nuevas actividades. Muchas de estas, además, están organizadas de forma conjunta entre distintos tipo de colaboradores (profesores, ONG, empresas, Administraciones Públicas…).

Fruto de estas colaboraciones nació en enero de 2020 el Foro ODSesiones, promovido por la UMU y en el que los principales sindicatos, organizaciones empresariales y del tercer sector y administraciones públicas de la Región de Murcia trabajan para la promoción de la Agenda 2030 y los ODS más allá del proyecto universitario.

4. Evaluación y Revisión de la Práctica

Al final de las actividades de ODSesiones se lleva a cabo una breve encuesta online a los participantes. Actualmente han sido cumplimentadas más de 1500 encuestas. Gracias a este método se han obtenido los datos de la valoración media de las actividades y del conocimiento de los participantes sobre los ODS que se han indicado en el apartado anterior de Resultados. Pero además, dichas encuestas contenían otras preguntas que nos permiten conocer, por ejemplo, el interés de los encuestados en ODSesiones, habiendo indicado el 85,5% que querría volver a participar en otra actividad del proyecto. También se les preguntaba sobre si ya conocían el proyecto y sobre cómo habían llegado a él, pudiendo de esta forma valorar cuáles de los medios de difusión utilizados son los más exitosos, con el fin de potenciarlos. Habiendo resultado de estas encuestas que son los propios profesores a través de los cuáles la mayoría de estudiantes entra a participar en ODSesiones, se ha procurado contar aún más con el profesorado de las facultades anfitrionas en la organización de actividades.

La UMU ha presentado el proyecto ODSesiones en distintos foros, como la COP25 y las International Conference for Sustainable Development (ICSD) de 2019 y 2020. También se le ha reconocido en los XI Premios Corresponsables Iberoamericanos como la mejor iniciativa internacional de impulso de los ODS en la Administración Pública, y es una de las cuatro buenas prácticas seleccionadas por el Club de Excelencia en Gestión en el marco de la III Edición del Premio Buenas Prácticas 2019, en el ámbito de las Universidades.

Gracias a ODSesiones, el interés por el desarrollo sostenible ha crecido en la UMU mucho más allá del propio proyecto. Así, tanto en 2019 como en 2020 esta ha participado en The Higher Education (THE) Impact Ranking, que evalúa el impacto de la actividad universitaria en cada uno de los ODS. Gracias a los resultados obtenidos (bastante satisfactorios en general), la UMU ha podido identificar las áreas en las que se necesita trabajar especialmente, incorporando estos objetivos en las planificaciones de los próximos ODS y de las acciones de sostenibilidad que se lleven a cabo en general.

5. Carácter Innovador de la Práctica

La UMU no había desarrollado hasta el momento ningún plan integral de estas características relacionado con los ODS y, ciertamente, tampoco uno, sobre cualquier materia, de tan larga duración, que implicara a tantos agentes internos y externos de forma tan activa y con un alcance tan extenso.

Tampoco la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia había llevado a cabo un plan de estas características para la promoción de los ODS, sumándose al presente proyecto y dado su apoyo y recursos para lograr su éxito.

Ciertamente, todas las facultades y centros de estudios de la UMU pasarán a lo largo de estos tres cursos académicos por varios meses en los que prácticamente toda su actividad estará relacionada con los ODS.

Los cambios más profundos en la organización interna, en cambio, se espera que lleguen ya una vez terminado el proyecto: si siguen surgiendo iniciativas, esta vez sin una figura institucional como un Vicerrector detrás, relacionadas con el desarrollo sostenible y si, gracias a la formación especializada en sostenibilización curricular que se está proporcionando al profesorado, los ODS pasan a formar parte de los planes de estudio de todas las titulaciones impartidas.

Uno de los rasgos que hace especialmente interesante este proyecto es que puede ser fácilmente implantado en otras instituciones educativas, de cualquier nivel. De hecho, sería altamente recomendable que un proyecto como ODSesiones (con las necesarias adaptaciones en cuanto a los contenidos de las actividades que se programen) se desarrollara desde la educación infantil, con el fin de que al llegar a la edad adulta, dichos alumnos no necesiten ser re-educados en materia de sostenibilidad.

Con un enfoque más práctico y menos académico, así como una importante reducción del número de actividades y horas empleadas en el mismo, ODSesiones podría incluso implantarse en entidades no educativas.

6. Divulgación de la Práctica

ODSesiones cuenta con un sitio web propio. También con perfiles en las principales redes sociales (Facebook, Twitter e Instagram) y un canal de vídeo en el que se publican las grabaciones completas de las actividades, así como resúmenes de estas en formato noticia y entrevistas realizadas a expertos en las materias correspondientes.

A partir de la limitación de la actividad presencial en las universidades, se potenciaron aún más las redes sociales del proyecto. Mientras las actividades fueron pospuestas, se desarrollaron numerosos noticias y vídeos divulgativos sobre cuestiones de relevancia relacionados los ODS para Instagram. A través de esta misma red social se está llevando a cabo desde este curso una serie de Retos relacionados con los ODS protagonistas de cada mes a través de stories con el que pueden ganarse premios sostenibles.

Se ha desarrollado además una línea de merchandising (camisetas, sudaderas, estuches, chapas y pulseras) con el logotipo del proyecto. Contamos también con cuatro carpas informativas en las que los voluntarios reparten folletos y programas. Estas carpas van rotando para difundir el proyecto y las actividades por distintos puntos de los varios campus con los que cuenta la UMU (algunos en otras ciudades distintas a Murcia, como Lorca y Cartagena).

Dado el ya largo recorrido del proyecto (más de dos años), a la divulgación de ODSesiones contribuyen también el creciente número de colaboradores de las actividades, que comparten en sus ámbitos y redes sociales los programas y noticias relacionados con el proyecto. También es de hacer notar el número de premios y reconocimientos obtenidos.

Los medios de comunicación regionales e incluso nacionales han cubierto a menudo algunos de los eventos de ODSesiones con especial relevancia o en las que han participado invitados destacados.

7. Fuentes Complementarias

https://www.um.es/documents/10908394/16066799/Memoria+ODSesiones+General.pdf/93bded24-d41b-4985-941c-d454ffecf048

8. Archivos Adjuntos

Esta Buena Práctica no posee archivos adjuntos.

Datos de Contacto
  Longinos Marín Rives
vicrs@um.es
868889370
http://www.um.es/web/17odsesiones/
Universidad de Murcia

Regresar al Buscador de Buenas Prácticas