Skip to main content
Detalle de la Buena Práctica

GESTIÓN DE LA UNIDAD DE LABORATORIOS DOCENTES DE LA FACULTAD DE FARMACIA DE LA UNIVERSIDAD DE BARCELONA PARA LA MEJORA DE LAS COMPETENCIAS TRANSVERSALES DE LOS ESTUDIANTES


Palabras clave: docencia práctica, optimización de recursos, calidad, EFQM

Resumen de la Práctica

En el año 1997, se evaluó la titulación de Farmacia en el marco del “Plan Nacional de Evaluación de la Calidad de las Universidades”. Entre los resultados, se destacó la necesidad de mejorar las infraestructuras y los equipos destinados a la docencia práctica. Ello dio lugar al diseño e implantación de un nuevo Sistema de Gestión de la Calidad (SGC) en la docencia práctica que implicaba tanto una mejora en la formación de los estudiantes como en la gestión económica.

Para desarrollar este proyecto se creó la Unidad de Laboratorios Docente (ULD) con la misión de gestionar los laboratorios para la realización de la docencia práctica en un entorno de buenas prácticas que proporcione a los estudiantes unos conocimientos transversales adicionales.

El proceso se inició con la redacción y aprobación de toda la documentación necesaria para implantar el SGC y posteriormente, para implicar a todos los usuarios de la ULD (profesores coordinadores de prácticas, profesores de prácticas y estudiantes), fue presentado el nuevo modelo organizativo. Una vez puesta en marcha la actividad de la ULD, se identificaron y caracterizaron los procesos operativos, de soporte y estratégicos implicados en la prestación de servicios.

A continuación, se diseñó el mapa de procesos y se elaboraron las fichas de los procesos operativos a partir de las cuales se identificaron los indicadores del SGC. Como resultados cabe destacar los relacionados con la formación del estudiante. En este sentido, para comprobar la adquisición de conocimientos transversales relacionados con la calidad, la seguridad y el medio ambiente en los laboratorios de prácticas se realizan encuestas periódicas a los estudiantes.

Los resultados obtenidos permiten poner de relieve su aprendizaje en relación a unos contenidos que difícilmente les serían transmitidos a través de las diferentes asignaturas. Esta formación adicional les hará más competentes y les facilitará el acceso al mundo profesional. Esta actividad de la ULD ha comportado el reconocimiento por la Universidad de Barcelona (UB) como Grupo de Innovación Docente (GID) y posteriormente como GID Consolidado-UB.

A lo largo de su trayectoria, la ULD ha obtenido la Mención especial en el Plan Nacional de Evaluación de la Calidad de las Universidades del Ministerio de Educación, Cultura y Deportes y la Distinción Jaume Vicens Vives a la Calidad Docente Universitaria de la Generalitat de Catalunya. Además, la ULD ha obtenido el sello Compromiso hacia excelencia europea 200+ (Febrero 2013).

1. Planificación de la Práctica

En el año 1996, la Licenciatura de Farmacia fue una de las titulaciones propuestas por la Universidad de Barcelona (UB) para someterse al proceso de evaluación en el marco del “Plan Nacional de Evaluación de la Calidad de las Universidades”. El resultado de dicha evaluación así como la necesidad de mejorar las infraestructuras y los equipos destinados a la docencia práctica, dio lugar al diseño e implantación de un nuevo sistema de gestión de la docencia práctica que implicaba tanto una mejora en la formación de los estudiantes como en la gestión económica.

El documento de síntesis del proceso de evaluación (Diciembre de 1997) recoge una serie de propuestas de mejora entre las cuales cabe destacar la recomendación de “Aplicar/desarrollar un sistema de calidad en los laboratorios de la Facultad” y “Mejorar la dotación de los laboratorios de prácticas de la Facultad”.

En el año 1998, al disponer de unos nuevos espacios, el equipo decanal propuso destinarlos a la construcción de laboratorios de prácticas. Los laboratorios se diseñaron simulando el entorno profesional del ámbito farmacéutico y teniendo en cuenta criterios de calidad, seguridad y medio ambiente. Se creó una comisión de calidad para implantar un sistema de gestión de la calidad que permitiera mejorar la formación de los estudiantes además de racionalizar recursos y optimizar la gestión. A partir de entonces, se inició el proceso con la definición de los objetivos, la estructura organizativa, los aspectos del funcionamiento y la evaluación del proceso. En el año 1999, la Junta de la Facultad aprobó la creación de la Unidad de Laboratorios Docentes (ULD) para gestionar el proyecto y se desarrollo una estrategia para implicar a los departamentos, al personal docente, al personal de administración y servicios (PAS) así como a los estudiantes. Desde entonces, el principal objetivo de la ULD es que los estudiantes adquieran los conocimientos prácticos de las diferentes asignaturas en un entorno similar al que encontrarán en el ámbito profesional. Así, el valor añadido que implica este proyecto es la centralización y optimización de los recursos y la formación adicional que se proporciona a los estudiantes mientras realizan las prácticas. Desde la creación de la ULD, esta buena práctica se ha desarrollado en los estudios de grado y postgrado de Facultad de Farmacia en el Campus Diagonal Sur y actualmente se está implantando el sistema en el Campus de la Alimentación. Para ilustrar la magnitud de esta experiencia, cabe resaltar que anualmente que alrededor de 12.000 estudiantes de grado y casi 500 profesores se benefician de los servicios de la ULD.

2. Desarrollo y ejecución de la Práctica

En primer lugar fue necesario diseñar un organigrama definiendo las funciones y responsabilidades de cada una de las personas implicadas que se ha ido modificando respondiendo a las necesidades de la ULD. Actualmente, la ULD está formada por el Decano que la preside y por un profesor responsable de calidad y dos profesores responsables de infraestructura y equipos, uno para cada campus y 8 técnicos de laboratorio pertenecientes al personal de administración y servicios (PAS).

El proceso se inició con la redacción y aprobación de toda la documentación necesaria para implantar el Sistema de Gestión de la Calidad (SGC), tal como los Procedimientos Normalizados de Trabajo (PNT), manuales, registros, inventario de equipos para la realización de las prácticas, fichas asociadas y otros documentos (Prat et al., 2002). A su vez, fue necesario formar al personal de la ULD y se diseñó un plan de formación para los usuarios. Para implicar a todo el profesorado y PAS usuario de la ULD, el nuevo modelo organizativo fue presentado en la Facultad de Farmacia en Junio de 1999 en la jornada “El modelo organizativo de los laboratorios docentes de la Facultad de Farmacia de la UB”. También se realizó un estudio de viabilidad de la gestión económica de las prácticas a través de propuestas concretas como la cesión de material de vidrio y equipos por parte de los departamentos para iniciar la gestión centralizada de los recursos materiales. Los nuevos equipos cedidos por los departamentos se añadieron al inventario de equipos disponibles y se redactaron los correspondientes PNT de uso y mantenimiento. A partir de la cesión, la ULD se responsabiliza de la gestión y del mantenimiento de los equipos. Una vez iniciado el proceso, se puso en marcha una estrategia para mejorar la dotación de los laboratorios a cargo del Contrato Programa de la UB y otros proyectos tanto de la propia universidad como de la Generalitat de Catalunya.

Una vez puesta en marcha la actividad de la ULD, se identificaron y caracterizaron los procesos operativos, de soporte y estratégicos implicados en la prestación de servicios (Girona et al., 2000; Girona et al., 2005). A continuación, se diseñó el mapa de procesos y se elaboraron las fichas de los procesos operativos (Ferrer et al., 2006) a partir de las cuales se identificaron los indicadores (Prat et al., 2004). Una vez establecido el SGC, se integraron las Buenas Prácticas Ambientales de Laboratorio (Prat et al., 2006).

Desde su inicio, la comunicación con los usuarios se ha gestionado a través de reuniones con los profesores coordinadores de prácticas, designados por los departamentos para la organización de la docencia práctica de cada asignatura y que ejercen de nexo de unión entre los departamentos y la ULD. Actualmente, y fruto de diversas mejoras implantadas para mejorar la comunicación, se continúan realizando reuniones periódicas con los coordinadores de prácticas y además se ha creado un espacio para la ULD en el Campus Virtual UB (entorno de aprendizaje en línea). También se edita anualmente una circular para comunicar al personal docente las mejoras implantadas en el curso vigente y las propuestas de mejora y los objetivos para el curso siguiente. Como parte de la estrategia centrada en la mejora de la formación del estudiante, se han diseñado nuevas herramientas como dípticos, posters de sostenibilidad en los laboratorios (Prat et al., 2008) y un vídeo sobre gestión de calidad, seguridad y medio ambiente en la ULD (Prat et al., 2010), entre otras.

Dentro de la mejora continua del SGC, periódicamente se recogen los resultados de los indicadores identificados para cada proceso y a partir de su análisis, se elaboran las correspondientes propuestas de mejora. Como indicadores de percepción, se recoge la opinión de los usuarios a través de encuestas para los profesores de prácticas, coordinadores de prácticas y estudiantes. También se han elaborado encuestas para recoger la percepción del personal de la ULD.

3. Resultados de la Práctica

Para el correcto funcionamiento de la ULD es imprescindible captar las necesidades de los usuarios. En este sentido, existe una comunicación fluida a través de diferentes canales entre los que cabe destacar la plataforma Campus Virtual UB, complemento a la página web, que permite una comunicación bidireccional y el intercambio de la documentación necesaria para la organización de las prácticas. En el Campus Virtual también se puede encontrar un buzón de quejas y sugerencias y las encuestas para medir el grado de satisfacción de los usuarios. A modo de ejemplo, la nota media de la percepción en relación a la satisfacción con la ULD de los profesores encuestados en el curso académico 2017-2018 fue de 4,04 sobre 5.

Para comprobar la adquisición de conocimientos transversales relacionados con la calidad, seguridad y medio ambiente por parte de los estudiantes, principal objetivo de la ULD, se realizan encuestas periódicas. Inicialmente, la alimentación de la encuesta no permitía atribuir los conocimientos de los estudiantes a la ULD y por esta razón, en el año 2010, se modificó la metodología y se procedió a encuestar a los estudiantes antes de acceder por primera vez a los laboratorios de prácticas y una vez finalizado el primer semestre (Prat et al., 2012). La comparación de los resultados obtenidos en las dos encuestas permite poner de relieve la mejora en el aprendizaje de los estudiantes en la ULD. Así, por ejemplo, a la pregunta “¿Sabes qué es un PNT?” solo un 6% de los estudiantes que acceden por primera vez a los laboratorios de la ULD responden afirmativamente en comparación con el 99% que lo hace al finalizar las prácticas del primer semestre.

El sistema centralizado para la realización de las prácticas en la ULD permite la optimización de recursos tanto materiales como humanos. Así, las inversiones en equipos e infraestructuras se rentabilizan más ya que son aprovechados por más estudiantes. Además, un mismo equipo puede ser utilizado en diferentes asignaturas, incluso simultáneamente si dicho equipo se instala en una de las zonas comunes de la ULD. Un ejemplo extraído del curso 2011-2012 sería la utilización de las microscopios; con el sistema centralizado, 15 asignaturas han utilizado 28 espectrofotómetros, en cambio con el sistema tradicional (cada asignatura en el espacio y con el material del propio departamento) para las mismas prácticas se hubieran necesitado 49 espectrofotómetros.

A lo largo de estos años, se ha puesto de manifiesto la necesidad de ampliar el espacio de la ULD destinado a las prácticas y se han realizado modificaciones en algunos laboratorios para adecuarlos a las necesidades de los usuarios. Así, por ejemplo, se ha convertido una sala de microscopía, de las dos que existían, en laboratorio y se ha pasado de gestionar 14 a 32 laboratorios. Con el sistema centralizado, la documentación que se deriva de la implantación del sistema está unificada y disponible para todas las asignaturas que realizan prácticas en la ULD (actualmente se dispone de 1195 copias de diferentes PNT). Además, tal y como es de esperar en todo SGC, durante este período ha sido imprescindible adecuar la formación tanto de los usuarios como del personal de la ULD a las necesidades del propio funcionamiento de la ULD. Así, se ha diseñado un sistema de formación interna donde el propio personal de la ULD ha asumido funciones de formador.

4. Evaluación y Revisión de la Práctica

Desde su inicio, la ULD dispone de indicadores de percepción y de funcionamiento que se revisan y se analizan periódicamente para implantar diferentes iniciativas y mejoras en el sistema. A lo largo de este tiempo se han introducido cambios a diferentes niveles (gestión de equipos, comunicación con los usuarios, documentación, organización y planificación, etc.) que han permitido una mejora continua del sistema. A modo de ejemplo, uno de los indicadores de la ULD con respecto al nivel de sostenibilidad de las prácticas, es la revisión de las instalaciones al acabar la sesión de prácticas. Con ello se pretende controlar el correcto uso de las instalaciones, los contenedores de residuos, etc. De los resultados obtenidos, se observó que los estudiantes no utilizaban correctamente los distintos contenedores. Así, para mejorar su formación, se elaboraron etiquetas de ayuda adheridas a cada contenedor. También se elaboró un video con las principales normas de actuación en los laboratorios docentes que se utiliza como herramienta docente para los estudiantes de nuevo ingreso.

Además, desde la adaptación del SGC al modelo EFQM, se han llevado a cabo dos autoevaluaciones donde se han detectado los puntos fuertes y débiles de la unidad y de las que han surgido los correspondientes planes de mejora. A raíz del primero se introdujeron cambios como la definición de la misión, visión y estrategia así como de los grupos de interés y la elaboración de una encuesta de satisfacción del personal. En el segundo plan de mejora, la revisión realizada ha comportado la adaptación del mapa de procesos al mapa de la UB, la elaboración del procedimiento de gestión de la mejora, la adaptación de la encuesta de percepción del personal a los criterios del modelo, el procedimiento de quejas y sugerencias y la política de alianzas.

5. Carácter Innovador de la Práctica

Esta buena práctica es única en la Universidad de Barcelona y en el entorno de las universidades españolas. Así, la actividad de innovación docente desarrollada en la ULD se ha realizado en el marco de 11 proyectos de innovación docente (concedidos por la UB y la Generalitat de Catalunya) y ha dado lugar al reconocimiento por parte de la UB como Grupo de Innovación Docente Consolidado (Grupo: ULD-Unidad de Laboratios Docentes, 2006-actualidad). Esta acreditación se obtiene en convocatorias competitivas en base al curriculum vitae del grupo en el que se consideran fundamentalmente los proyectos competitivos así como los indicadores de la difusión de los resultados obtenidos a través de la participación en congresos y de su publicación en revistas del ámbito de la docencia. El desarrollo de los proyectos, alineados con la estrategia de la ULD, ha permitido durante estos años incorporar innovaciones tanto en la gestión de la unidad como en la actividad de formación de los estudiantes.

El sistema centralizado de gestión de equipos y espacios es compatible con cualquier laboratorio de prácticas docentes independientemente de dónde estén ubicados los laboratorios. Es posible adaptar los ya disponibles a este sistema de gestión. En la página web http://www.ub.edu/farmacia/uld_nova/castellano/presentacion_uld.htm se puede disponer de más información tanto sobre las infraestructuras de los laboratorios como de la organización.

La actividad desarrollada en la ULD ha recibido la mención especial en el Plan Nacional de Evaluación de la Calidad en las Universidades (año 2000) y la distinción Jaume Vicens Vives a la calidad docente universitaria (año 2006). Además, con el objetivo de seguir en el camino hacia la excelencia, en febrero de 2013 ha obtenido el Sello Compromiso hacia la Excelencia 200+ con el asesoramiento del Servei d’Organització i Qualitat de la UB.

6. Divulgación de la Práctica

Sin información para éste item.

7. Fuentes Complementarias

Esta Buena Práctica no posee fuentes complementarias.

8. Archivos Adjuntos

Esta Buena Práctica no posee archivos adjuntos.

Datos de Contacto
  Josefina Prat Aixela
jprat@ub.edu
934024558
http://
Unidad de Laboratorios Docentes, Facultad de Farmacia, Universidad de Barcelona

Regresar al Buscador de Buenas Prácticas