Skip to main content
Detalle de la Buena Práctica

Antiguo a 2021_UNImóvil, proyecto educativo y cultural itinerante de interacción con la comunidad


Palabras clave: Interacción experiencias educación cultura integración familia itinerancia transformación

Resumen de la Práctica

UNImóvil es un proyecto itinerante que nace con el objetivo de generar espacios de encuentro entre la comunidad y la universidad, en los que se ponen en juego nuevos modos de compartir y vivenciar los contenidos académicos y de extensión que se trabajan en la universidad.

UNImóvil viaja por la provincia de Tierra del Fuego para compartir experiencias educativas y artísticas coordinadas por la Dirección de Casa de las Artes (dependiente de la actual Secretaría de Extensión) en articulación con las demás áreas de extensión, con docentes y estudiantes de los Institutos y con agentes culturales de la provincia, orientadas a niños, jóvenes y adultos con un perfil esencialmente práctico y experiencial: laboratorios científicos de geología, cartografía y biología, talleres creativos, bibliotecas de intercambio, propuestas de tecnología y medios, obras de teatro, desafíos lúdicos, presentaciones musicales, entre otras.

UNImóvil es una invitación a construir un vínculo, a encontrar interlocutores nuevos a partir de encuentros con la comunidad, aspirando a que estos vínculos continúen en el tiempo y devengan en una mayor participación de la comunidad en la vida universitaria y, en sentido inverso, una mayor profundidad y pertinencia del trabajo que realiza la universidad en relación a la comunidad.

1. Planificación de la Práctica

UNImóvil nace a partir de una proyecto de Casa de las Artes presentado a una convocatoria de la Secretaría de Políticas Universitarias llamada “Universidad en los Barrios, los Barrios en la Universidad”, que impulsó el desarrollo de proyectos de extensión que vincularan a las universidades con los distintos barrios de sus ciudades. Este programa resultó de gran pertinencia para el trabajo de la UNTDF, que fue creada con la misión de involucrarse profundamente con su territorio y acompañar su desarrollo en diferentes áreas.

En el año 2012 la UNTDF abre sus puertas con un proyecto de desarrollo local enfocado de manera integral en la identificación de problemáticas propias de la provincia y la construcción de soluciones conjuntas con otros actores sociales, incorporando en su estructura un área de promoción cultural – Casa de las Artes – entendiendo a la dimensión cultural como un componente esencial del desarrollo territorial.

En ese contexto, “Universidad en los barrios…” fue una oportunidad para explorar nuevos caminos de vinculación entre la comunidad, la universidad y agentes culturales de los distintos barrios de Ushuaia, intercambiar percepciones y proponer canales de diálogo, al mismo tiempo que se daban a conocer las diferentes actividades que se desarrollan en la institución, ampliando su campo de acción, proponiendo otros modos de participación, en respuesta a la realidad particular del territorio.

El proyecto tuvo dos objetivos principales: contribuir a la integración de la universidad dentro del territorio, teniendo en cuenta que es una institución relativamente nueva y parte de la población aún no conoce cuál es su oferta de actividades académicas y de extensión y cómo puede participar. Y por otro lado, modificar cierto imaginario en torno a la universidad como un espacio elitista, de difícil acceso, al que pertenecen únicamente quienes estudian y trabajan en él, para  transformarlo así en un espacio abierto, disponible, en permanente transformación, diálogo y adaptación al entorno.

Durante el 2016 “Universidad en los Barrios….” fue ejecutado por la Dirección de Casa de las Artes con el objetivo de integrar a la universidad en el territorio a través de la articulación con agentes culturales de 6 barrios de la ciudad de Ushuaia, para el desarrollo de jornadas de actividades educativas y artísticas donde primaran las propuestas prácticas y experienciales para niños y jóvenes, tomando como destinatario a la familia.

En 2017 el proyecto fue reestructurado, creció y se integró con los objetivos de la Editorial UNTDF de realizar una biblioteca itinerante de intercambio y promoción de la lectura, dando origen a UNImóvil, un proyecto que conserva los objetivos de “Universidad en los Barrios” pero apuesta a tener un alcance provincial y adopta la modalidad de trabajo transversal que involucra la articulación más profunda con las áreas de investigación de la universidad.

UNImóvil cuenta con recursos humanos de los equipos de la Dirección de Casa de las Artes, la Editorial UNTDF, la Secretaría de Extensión, la Dirección General de Infraestructura, los docentes investigadores de los Institutos, estudiantes y trabajadores que se suman de manera voluntaria en cada encuentro.

Cuenta además con recursos materiales: un micro convertido en biblioteca rodante en el cual se realizan las actividades afines a la promoción de lectura y donde además se traslada todo el equipamiento necesario para cada jornada, un Domo Geodésico donde habitan las demás actividades, equipamiento científico, equipamiento de sonido e iluminación, material didáctico, entre otros.

2. Desarrollo y ejecución de la Práctica

Tomamos la experiencia de “Universidad en los Barrios….” como antecedente y etapa fundacional de UNImóvil, por lo que incluimos esa experiencia en este desarrollo. En aquella primera experiencia, se trabajó con agentes culturales de 6 barrios de la ciudad de Ushuaia, cada uno con diferente conformación social, económica y cultural (San Salvador en abril/16, Latinoamericano en mayo/16, Andorra en junio/16, Kaupén en agosto/16, Dos Banderas en septiembre/16 y Los Morros en noviembre/16). En cada encuentro fueron planificadas actividades en espacios propios del barrio: bibliotecas populares, centros comunitarios, escuelas y casas de vecinos, con actividades afines a la oferta académica y de extensión de la UNTDF y al perfil de los espacios que albergaron cada una de las actividades.

Las acciones se articularon también con áreas de gobierno nacionales, provinciales y municipales, fundaciones y organizaciones barriales que participaron del diseño y la implementación de cada encuentro. Las jornadas tuvieron una duración de entre 4 y 6 horas cada una y una ejecución de periodicidad mensual y los recursos económicos del programa fueron ejecutados por la Dirección de Casa de las Artes.

Durante 2017 la experiencia se transformó y dio vida al UNImóvil a partir de la adecuación de un viejo micro en que fue convertido en biblioteca itinerante, se adquirió equipamiento necesario para los nuevos alcances del proyecto, se diseñaron nuevas propuestas y en septiembre comenzó a circular UNImóvil, ya fuera de los límites de la ciudad de Ushuaia.

Para la programación de cada encuentro se optó por un modelo de trabajo transversal, invitando a docentes y trabajadores de la UNTDF a co-diseñar actividades y presentaciones de perfil educativo y lúdico vinculadas a sus campos de conocimiento, por ejemplo, un laboratorio de geología con una colección de rocas provenientes de distintas zonas de la región, lupas y un microscopio, investigadores que contaron a niños, jóvenes y adultos cuál era la particularidad de cada muestra y qué historias cuentan sobre ésta región su forma y color, experimentos de imantación, de transformaciones químicas, etc.

Es importante destacar los hallazgos en relación al valor de la naturaleza práctica y vivencial de los encuentros. No se trata de charlas ni explicaciones teóricas sobre la oferta universitaria, son vivencias mediante las cuales es posible descubrir algo de lo que ocurre dentro de la universidad, tanto en el plano académico como en el artístico, y visibilizar el vínculo que eso tiene con el territorio en el que vivimos. Esta característica experiencial invita a un vínculo horizontal entre miembros de la comunidad, docentes, investigadores y trabajadores de la universidad, en el acto de compartir e intercambiar saberes y experiencias.

Y por otro lado, pone al cuerpo en un lugar de protagonismo impactando en las percepciones, sensaciones y en el imaginario de todos los que formamos parte, posibilitando la transformación de las estructuras estructurantes – en términos de Bourdieu - para habilitar a través de la creatividad y la innovación, la generación de nuevos universos de sentido.

3. Resultados de la Práctica

Durante el transcurso de estos dos años de ejecución del proyecto nos encontramos con los beneficios de un modelo transversal de trabajo, donde la sinergia de todos los actores involucrados enriquece las ideas y potencia los resultados, y también con las dificultades propias de este modelo en relación a la comunicación interna, las diferentes miradas sobre la extensión universitaria, las dinámicas y formalidades propias de cada actor dentro de la institución, que son desafíos a superar en la continuidad del proyecto.

Fundamentalmente, resulta valiosa la implementación de una instancia de trabajo extensionista de acción transversal entre los diferentes actores de la comunidad universitaria, dado que propone un esquema de trabajo colaborativo, en el que el sentido de pertenencia institucional encuentra un espacio de desarrollo. El trabajo transversal de disciplinas y la transferencia de los proyectos de investigación a experiencias lúdicas y artísticas implica un gran desafío para los docentes investigadores, y uno de los capitales más importantes que ha implicado la ejecución del proyecto.

Además, proponer objetivos comunes al interior de la comunidad universitaria permite generar una vinculación más clara con la población extra universitaria y visibilizar el aporte de las partes. Por lo cual, deja de presentarse la UNTDF como referente, para dar lugar a un ida y vuelta, a un intercambio, en un  espacio en permanente transformación.

Para cada encuentro se conformó una red de trabajo que sumó a nuevos actores para  la gestión de las locaciones, la gestión de los recursos, la selección de contenidos y el diseño y ejecución de las  actividades.. En total, participaron de “Universidad en los Barrios…” y UNImóvil más de 15 agentes culturales, entre áreas de gobierno provincial, áreas municipales, organismos nacionales como la Administración Nacional de Parques Nacionales, fundaciones, organizaciones, referentes barriales, bibliotecas populares, escuelas e institutos de educación superior.

El crecimiento en el alcance territorial, que comenzó con 6 barrios de la ciudad de Ushuaia y hoy se proyecta a nivel provincial, con expectativas de sumar áreas rurales y pequeños asentamientos aislados, también es un resultado positivo que eleva las expectativas de acción.

Los objetivos propuestos fueron alcanzados, en gran parte por haber acertado en las estrategias planteadas, respetar la planificación y aceptar las dificultades que se presentaban para dar lugar a  nuevas estrategias.

4. Evaluación y Revisión de la Práctica

Al iniciar el proyecto, la Dirección de Casa de las Artes carecía de experiencia previa en el diseño y ejecución de proyectos que implicarán alcanzar objetivos tan ambiciosos, en un tiempo tan acotado. Es por ello que en el diseño inicial del proyecto no fueron previstas etapas de monitoreo o evaluación, pero rápidamente comenzaron a funcionar de manera intuitiva.

El diseño original del proyecto estipulaba el trabajo articulado con Instituciones educativas de la ciudad, identificándose como posibles co-organizadoras y posibilitando una llegada más directa entre la Universidad y la población joven. Sin embargo, al iniciar el proyecto nos enfrentamos a una coyuntura social de crisis que afectó al sistema educativo público de la provincia de Tierra del Fuego durante más de tres meses, obligando a evaluar los aspectos fundamentales del proyecto y las posibilidades de acción en otro campo. El resultado fue establecer una estrategia de trabajo itinerante adoptando el espacio de encuentro barrial como destino, enfrentándonos a un nuevas dinámicas: actividades en el interior y exterior, circulación de personas, limitantes de espacio,  agentes no previsibles, etc., obligando a establecer una modalidad de trabajo más flexible, y permeable a las dinámicas propias de cada lugar/espacio/grupo.

Sin dejar de reconocer la dificultad a la hora de realizar evaluaciones en el campo de la gestión cultural, podemos tomar algunos datos como indicadores de resultados positivos en el marco de “Universidad en los Barrios…” y UNImóvil.

El primer indicador de evaluación fue la concreción exitosa del plan proyectado: cumplir los encuentros programados en los plazos previstos, realizar la correcta gestión administrativa y ejecución presupuestaria, brindando al equipo del área de una experiencia capitalizable en otros proyectos.

Por otro lado, si bien no deja de ser un desafío permanente, con el transcurrir del tiempo se tiende a naturalizar, hacia el interior de la institución, la práctica extensionista de carácter transversal, experiencial y de intercambio, destacando la amplia respuesta de la comunidad y la creatividad a la hora de diseñar las actividades.

También podemos hacer un pequeño análisis cuantitativo a partir de la numerosa participación de la comunidad en cada jornada, que se mantiene alrededor de 80/100 personas por encuentro, contando no sólo a miembros del barrio sino también a personas que habiendo participado de encuentros anteriores, regresan para participar nuevamente en otros barrios de la ciudad. Este último hecho se convierte en un dato cualitativo, aunque no se haya determinado un indicador formal,  en la medida en que nos permite inferir que la experiencia es positiva y requerida por la comunidad, ávida de contar con espacios de encuentro propositivos.

Finalmente resulta muy positiva la asociatividad alcanzada con diferentes agentes culturales del ámbito público, privado y del tercer sector, resultado del respetuoso trabajo de campo realizado por la Dirección de Casa de las Artes, que implicó establecer el diálogo con los referentes e identificar posibles ejes de trabajo, dando respuesta a las inquietudes o características particulares de cada espacio barrial.

5. Carácter Innovador de la Práctica

Uno de los aspectos innovadores de “Universidad en los Barrios…” y de UNImóvil radica en su condición de proyecto puente que apuesta a generar nuevos caminos bidireccionales, desde la institución hacia la comunidad y desde la comunidad hacia la institución, a través de vivencias educativas y culturales compartidas. Que los distintos campos de conocimiento que se desarrollan en la universidad encuentren nuevas y novedosas vías para materializarse, alcanzar nuevos horizontes, despertar curiosidades, modificar imaginarios, convivir y transformarse para mantenerse vivos y en diálogo con el entorno en el que están inmersos.

Además, gracias al carácter itinerante del proyecto, se amplían los horizontes de alcance de las propuestas en la medida en que se diluyen los límites físicos de la Universidad, extendiéndose más allá de sus aulas y sedes, y generando anclajes en cada uno de los barrios en los que nos encontramos con la comunidad.

6. Divulgación de la Práctica

La divulgación de “Universidad en los Barrios…” y UNImóvil se realiza principalmente a través de medios digitales (redes sociales, mails, portal web de la UNTDF), gacetillas de prensa, entrevistas en radios locales y canales de televisión y difusión impresa distribuida en espacios de gran circulación de cada uno de los barrios.

Cada jornada es registrada además en fotografías y en formato audiovisual y esos contenidos circulan también por los mismos medios, para compartir las experiencias y continuar incentivando la participación.

7. Fuentes Complementarias

https://drive.google.com/open?id=0B1LkqtixjKaJUzdIQ2VFdDltOTA, https://drive.google.com/open?id=0B1LkqtixjKaJYUVwRWpmc0V6TzQ

https://drive.google.com/file/d/1UOotpCgnmKTJgwhKqSxRMlU9HBpz9he6/view?usp=sharing

 

8. Archivos Adjuntos

Esta Buena Práctica no posee archivos adjuntos.

Datos de Contacto
  Prof. María Ema de Antueno y Lic. María Paula Zucchello
casadelasartes@untdf.edu.ar
+5402901 430892
http://
Universidad Nacional de Tierra del Fuego

Regresar al Buscador de Buenas Prácticas