Skip to main content
Detalle de la Buena Práctica

La Evaluación de la Docencia Universitaria como estrategia para la mejora y la toma de decisiones


Palabras clave: Evaluación Docente - Evaluación Formativa – Evaluación Intermedia.

Resumen de la Práctica

El Sistema de Evaluación Docente de la PUCV, que comenzó a operar de forma sistemática desde el año 2011, se ha afianzado como una herramienta que entrega información acerca de las prácticas docentes de todos los profesores que se desempeñan en la Universidad. En este sentido, el Sistema de Evaluación Docente, responde a una necesidad institucional, frente a las exigencias de los nuevos estudiantes y las demandas contextuales nacionales como internacionales.

Además, el Sistema de Evaluación Docente de la PUCV, forma parte del Sistema Integrado de Evaluación del Desempeño Académico (SIEDA), el cual genera información valiosa para la gestión de las unidades académicas y de la Institución. El SIEDA, permite verificar de manera periódica cómo se cumplen los compromisos del servicio académico exigible a los distintos profesores y retroalimentar con esta información las decisiones de gobierno y de gestión de su cuerpo académico.

El Sistema de Evaluación Docente, desde su diseño, se ha desarrollo con una doble finalidad. En primer lugar, pretende entregar información válida y confiable, respecto de las prácticas docentes de los profesores, con finalidad de dotarlos de evidencia que les permita diagnosticar los aspectos con mejor desempeño para potenciarlos y, aquellos más descendidos, para emprender mejoras en sus prácticas. En segundo lugar, el Sistema de Evaluación Docente, se ha desarrollado para poder reunir información para la toma de decisiones y para los procesos de acreditación de carreras y acreditación institucional.

 El Sistema se desarrolla, por medio de tres instrumentos:

  1. Cuestionario de Opinión Estudiantil (COE)
  2. Cuestionario de Autoevaluación del Desempeño Docente (CADD)
  3. Evaluación Intermedia PUCV (EVIN)

Estos tres instrumentos cumplen diferentes roles, tanto el COE como el CADD, se aplican al final de semestre y la EVIN se ejecuta a mediados de semestre. La información que entregan estos instrumentos es de diferente naturaleza, por un lado el COE y CADD entregan información cuantitativa y la EVIN cualitativa. En el caso de esta última, la evaluación se desarrolla de manera específica a los profesores que lo soliciten o en aquellos cursos que han presentado mayor cantidad de aspectos a mejorar. La aplicación del COE, es masiva y todos los estudiantes deben responderla. El CADD, es voluntario para los docentes.

En el mes de agosto todos los años, el Rector entrega su cuenta anual a la toda la comunidad universitaria, en el llamado Claustro Pleno Universitario. En esta instancia el Rector ha destacado los niveles de participación de los estudiantes, el desempeño de los profesores y lo trascendental del Sistema de Evaluación para el mejoramiento y diagnóstico de las prácticas docentes.

1. Planificación de la Práctica

La Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), considerando los desafíos y exigencias nacionales e internacionales, como la masificación de la educación superior, estudiantes de diferentes contextos con diferentes necesidades e intereses, ha asumido su compromiso con el aseguramiento de calidad de los procesos formativos, expresándolo en su en su Plan Estratégico 2011 - 2016, donde se compromete a “asegurar la calidad y efectividad de los procesos formativos de pregrado” (PUCV, 2012, p. 21). Al mismo tiempo, en su Proyecto Educativo de Pregrado se señala explícitamente el compromiso con la mejora continua de “la calidad de los programas de formación que se imparten, sobre la base de los resultados de la autoevaluación” (PUCV, 2013, p. 19). Estos compromisos institucionales han sido recogidos por la Vicerrectoría Académica, en el Marco de Cualificación de la Docencia, destinado “a orientar y apoyar la docencia de los académicos, impulsando el mejoramiento continuo y la innovación de la enseñanza” (PUCV, 2015, p. 9).

La Evaluación docente se ha desarrollado y aplicado desde el año 2007 a la fecha en la universidad. En el año 2011, se realizó un diagnóstico en la PUCV mediante la recolección de información de las unidades académicas y una exhaustiva revisión bibliográfica en el marco de la Evaluación de la docencia. Fruto de este proceso se establecieron las dimensiones del desempeño docente que luego dieron lugar a los instrumentos para la evaluación de la docencia:

Dimensión 1 “Enseñanza y Aprendizaje”: Considera el diseño y posterior desarrollo de la docencia del o los cursos que imparte el docente. Se centra en aspectos como la planificación y desarrollo de clases presenciales y además actividades propuestas. Se destacan aspectos como la utilización de un lenguaje apropiado, el uso de las Tic como apoyo a la enseñanza, la calidad de las actividades, entre otros.

Dimensión 2 “Evaluación para el Aprendizaje”: Hace referencia al proceso llevado a cabo por el docente para que sus alumnos evidencien sus aprendizajes, con el fin de reforzarlos o reorientarlos y evaluarlos. Considera las características de los instrumentos de evaluación (pruebas, trabajos, talleres, laboratorios, etc.), la comunicación de aspectos y formas de evaluar, el análisis de los resultados, entre otros.

Dimensión 3 “Ambiente para el Aprendizaje”: Alude a las condiciones que ayudan a la generación de un buen ambiente para desarrollar aprendizajes en los estudiantes, tanto en las clases presenciales como en el desarrollo del curso.

Dimensión 4 “Responsabilidad profesional”: Se refiere a aspectos formales y administrativos que se deben tener en cuenta en el desarrollo de la docencia. Se relaciona con el cumplimiento de los deberes y compromisos adquiridos por el docente para un buen desarrollo de la asignatura.

De este modo, se diseñó un Sistema de Evaluación del Desempeño Docente que permitió contar con un conjunto de dimensiones orientadoras para generar instrumentos de evaluación que reflejen una docencia de calidad:

  1. El Cuestionario de Opinión Estudiantil (COE): tiene como propósito recoger la opinión del estudiante sobre la docencia desarrollada por cada uno de los profesores de un estudiante al final del semestre. Debe ser respondido por cada estudiante para cada curso tomado en el semestre una vez finalizado el período lectivo.
  2. Cuestionario de Autoevaluación del Desempeño Docente (CADD): tiene como propósito recoger la autopercepción de los docentes respecto de la docencia que ha realizado en cada uno de los cursos dictados en el semestre.
  3. Evaluación Intermedia PUCV: Pretende entregar información cualitativa a los docentes (retroalimentación), acerca de la percepción de los estudiantes sobre aspectos de la calidad de su docencia, posibilitando oportunamente la toma de decisiones para mejorar o reorientar sus prácticas.

2. Desarrollo y ejecución de la Práctica

El proceso de evaluación docente se descompone en dos procesos, por una parte a mitad de semestre, a través de la Evaluación Intermedia PUCV y, por otra, al término del semestre mediante la aplicación del Cuestionario de Opinión Estudiantil (COE) y del Cuestionario de Autoevaluación del Desempeño Docente (CADD).

La evaluación Intermedia PUCV

La Evaluación Intermedia PUCV, fue diseñada durante el año 2014, por el equipo de la Unidad de Mejoramiento de la Docencia Universitaria (UMDU), junto con el apoyo de un profesional del Center for Teaching and Learning (CTL) de la Universidad de Georgia, Estados Unidos. A partir de este trabajo se diseñó el instrumento y su proceso de aplicación. Durante el mismo año 2014, se realizó una aplicación piloto (con 12 cursos el primer semestre y con 9 el segundo semestre), que permitió validar y calibrar ambos elementos (instrumento y proceso de aplicación), quedando disponible para su ejecución durante el año 2015.

Dicho proceso evaluativo, eminentemente de carácter cualitativo, es una instancia que tiene como objetivo fundamental generar y entregar retroalimentación a los docentes durante la implementación de los cursos que se encuentran dictando (Angelo & Cross, 1993). Dicha retroalimentación proviene de los estudiantes, quienes se refieren a la calidad de su docencia en función de una serie de preguntas que se formulan para evaluar el proceso de aprendizaje. El resultado de la evaluación pretende que el profesor del curso utilice la información recolectada para mejorar su docencia y con ello, mejorar el aprendizaje de sus estudiantes (Harris & Stevens, 2013). La evaluación se compone de siete etapas:

  • Difusión: Entrega de información a la comunidad universitaria.
  • Coordinación con el docente: Un facilitador de la UMDU se reúne con el docente para agendar la aplicación presencial.
  • Aplicación: El facilitador aplica el instrumento a los estudiantes durante el desarrollo del curso.
  • Sistematización y análisis: El facilitador procesa y analiza los resultados obtenidos en el instrumento. Genera el informe para el profesor evaluado.
  • Retroalimentación al docente: Se entrega el resultado al profesor presencialmente.
  • Retroalimentación a los estudiantes: El docente comenta sus resultados a los estudiantes que lo evaluaron. Se compromete a hacer los cambios pertinentes.
  • Indagación de las mejoras: Al final del semestre, se realiza un seguimiento de las acciones realizadas por el docente.

La Evaluación de Término

Este proceso evaluativo se desarrolla en tres momentos. El primero, consiste en la validación de los cursos que serán parte del proceso de evaluación, bajo los siguientes criterios:

  • Cursos con 5 o más estudiantes inscritos.
  • Cursos con 3 o menos profesores a cargo de la asignatura.
  • Talleres y Laboratorios que cumplan con los criterios anteriores.
  • A su vez, se incluyen las Prácticas Profesionales de las carreras que forman profesores.

Posteriormente los Jefes de Docencia de cada una de las unidades académicas de la Universidad, tienen la posibilidad de indicar expresamente la voluntad de evaluar asignaturas que no cumplen con los criterios señalados.

El segundo momento consiste en el proceso de difusión de la evaluación docente a la comunidad de la PUCV. La difusión se realiza a través de los siguientes medios:

  • Vía e-mail a los profesores, Jefes de Docencia, Directores y Estudiantes.
  • Entrega de dípticos informativos en las diversas escuelas y facultades de la Universidad, sólo a los estudiantes de primer año.
  • Incorporación de un banner a la página web de la Universidad.
  • Nota en el sitio oficial de la Universidad a modo de noticia, que indicaba el inicio del proceso de evaluación.

El tercer momento consiste la aplicación y sistematización de la información. Una vez que se da por finalizado el proceso de aplicación de los cuestionarios, la Dirección de Servicios de Informática y Comunicación (DSIC), comienza la “limpieza” de los datos, considerando los siguientes criterios:

  • Estudiantes que al final de los períodos académicos no aparecen como inscritos en los cursos.
  • Todos los cuestionarios que tienen un 100% de respuestas “No aplica” (N/A).
  • Cursos que al momento del procesamiento no registran alumnos inscritos, aun cuando existieran encuestas para dichos cursos.

Realizada la limpieza de los datos por la DSIC, se procede al “procesamiento” de los datos. Posteriormente, se evalúa la coherencia de la información presentada en los reportes generados. 

Habiendo realizado el control de calidad, se efectúa la “publicación” de los resultados a través del Navegador Académico. Junto con la publicación, se procede al envío de cartas vía e-mail tanto a los Directores como a los Jefes de Docencia de cada una de las Unidades Académicas. Además, se envía un correo masivo a todos los docentes de la Universidad, indicando el cierre del proceso y la disponibilidad de los reportes para ser descargados desde el Navegador Académico.

Los reportes de resultados del COE presentaron los 5 niveles evaluados: Curso, Profesor, Unidad Académica, Facultad y Universidad. En tanto los resultados del CADD, se presentan solo a nivel del profesor.

3. Resultados de la Práctica

El sistema de Evaluación Docente que se ha aplicado de forma sistemática y automatizada desde el año 2011 a la fecha, ha permitido avanzar en el aseguramiento de la calidad de los procesos formativos de pregrado. Al mismo tiempo, se ha logrado instalar en la comunidad docente la necesidad de evaluar para la docencia, como una manera de generar instancias de retroalimentación de las prácticas de los profesores. En este sentido, la evaluación de la docencia, que se desarrolla por medio del Cuestionario de Opinión Estudiantil (COE) y del Cuestionario de Autoevaluación del Desempeño Docente (CADD), ha permitido constituirse como un medio de retroalimentación para los profesores.

Además, es necesario indicar que la evaluación de la docencia por medio de los instrumentos COE y CADD, ha permitido contar con información válida, confiable y comparable de todos los docentes que se desempeñan en la PUCV. Esta información al estar disponible a los tomadores de decisiones (Directores, Jefes de Unidad Académica, Decanos y las autoridades superiores) ha conducido a emprender acciones de mejoramiento de la docencia a nivel interno, promoción de buenas prácticas, a nivel de la universidad, generar instancias de reconocimiento docente.

Al mismo tiempo, la introducción de la Evaluación Intermedia PUCV, ha dotado a los docentes de una nueva herramienta para la detección temprana y oportuna (a la mitad del semestre) de aquellos aspectos que son considerados valiosos y aquellos que son necesarios de mejorar, de acuerdo a la percepción de los estudiantes, lo cual permite entregar una retroalimentación cualitativa con gran potencialidad para implementar mejoras en las prácticas docentes.

Durante el año 2015, se aplicó de forma masiva la Evaluación Intermedia PUCV, a un grupo de cursos de la Facultad de Ingeniería considerados como críticos por sus altos niveles de reprobación (sobre 50%). Los 53 profesores de los 85 cursos participantes recibieron una retroalimentación de sus prácticas docentes a mitad de semestre, lo que les permitió contar con evidencia para reorientar sus prácticas.

Finalizado el semestre, y siendo la última etapa del proceso evaluativo, se generó la indagación de las mejoras, instancia que permitió conocer la percepción de los estudiantes sobre los resultados de la evaluación y los cambios sugeridos a la práctica del docente. La gran mayoría de los estudiantes encuestados, asegura que los docentes logran mejorar los aspectos descendidos de su práctica oportunamente a partir de la Evaluación Intermedia PUCV, lo cual contribuye a asegurar la calidad del proceso de enseñanza y, por ende, mejorar el aprendizaje de los estudiantes.

Para la PUCV, contar con tres instrumentos de evaluación (los que en los próximos períodos se seguirán ampliando) ha permitido dar cobertura a uno de los compromisos del Plan Estratégico 2011 - 2016, consistente en asegurar la calidad y efectividad de los procesos formativos (PUCV, 2012). Al mismo tiempo, la consolidación del sistema de evaluación ha permitido avanzar hacia el fomento de la cultura evaluativa al interior de la PUCV.

Por último, una de las principales potencialidades del Sistema de Evaluación Docente, es su alineamiento estratégico con la Unidad de Mejoramiento de la Docencia Universitaria (UMDU), puesto que la evidencia recolectada ha permitido orientar las acciones formativas, las cuales se vinculan con el Marco de Cualificación de la Docencia Universitaria PUCV.  En este sentido, los resultados han permitido identificar las principales necesidades de los docentes, como por ejemplo las herramientas para la Evaluación y Enseñanza para el Aprendizaje. En función de los resultados, se han diseñado talleres y diplomados, además de Asesorías Integrales a las Unidades académicas que las solicitan, siendo el insumo para el diagnóstico de las necesidades formativas de los docentes.

4. Evaluación y Revisión de la Práctica

Uno de los principales elementos que ha permitido diseñar, instalar y consolidar el Sistema de Evaluación Docente, ha sido el respaldo institucional para esta iniciativa. Desde la autoridad superior se ha recalcado la necesidad de contar con información respecto de las prácticas docentes, lo que ha permeado a toda la comunidad universitaria. Ha sido la autoridad superior quien ha puesto énfasis en el uso de los resultados y en toma de decisiones a partir de ellos.

Además, en el caso del COE y del CADD, desde el año 2011, que fue el año de la ampliación de la evaluación docente, se ha generado una relación estratégica con la Dirección de Servicios de Informática y Comunicaciones (DSIC), con quienes se trabaja de forma alineada en todo el proceso de implementación. Esta relación ha sido clave para la mejora y la implementación del proceso.

En el caso de la Evaluación Intermedia PUCV, considera una etapa del proceso que pretende indagar sobre su aplicación y la efectividad de la misma. La indagación de las mejoras, ha dado cuenta de la importancia que tiene para los profesores, la retroalimentación a mitad de semestre respecto de sus prácticas, debido a que pueden oportunamente reorientarlas y lograr mejores resultados de aprendizaje de sus estudiantes.

5. Carácter Innovador de la Práctica

El Sistema de Evaluación Docente, ha permitido contar con información válida y confiable para todos los docentes y los tomadores de decisiones de la PUCV. Como ha sido mencionado para los profesores, las tres instancias evaluativas implementadas les permiten tener evidencia contundente para la mejora de sus prácticas, tanto a mitad de semestre como a final del mismo.

Para los tomadores de decisiones, la información proporcionada por el COE y CADD, ha permitido, en primer lugar, tener insumos para los procesos de acreditación de carreras como también para los procesos de acreditación institucional, de forma censal de todas la Universidad. En segundo lugar, generar instancias de diagnóstico de aspectos descendidos para el desarrollo de actividades formativas dirigidas a los docentes, como talleres, diplomados, asesorías integrales, proyectos de innovación, entre otras actividades que desarrolla la Unidad de Mejoramiento de la Docencia Universitaria.

La Evaluación Intermedia permite que el profesor ya no sólo obtenga una evaluación al final del curso, sino que entrega una retroalimentación oportuna durante el transcurso del mismo. Es así como este proceso evaluativo tiene un carácter formativo, lo cual permite dar cuenta de las fortalezas y los aspectos a mejorar de la práctica, promoviendo que el profesor conozca y potencie cambios de sus aspectos descendidos.

6. Divulgación de la Práctica

El Sistema de Evaluación Docente, ha sido principalmente difundido a nivel externo por medio de pasantías de diferentes instituciones que han visitado la PUCV. Como la Universidad Santo Tomas, la Universidad Católica del Norte y la Universidad Austral. En cada una de estas actividades se ha presentado el Sistema de Evaluación Docente, sus potencialidades, el uso de la información, la relación con los agentes claves, la visión estratégica y el apoyo institucional necesarios para su legitimación en la comunidad universitaria.

Además de estas experiencias se ha realizado un trabajo gráfico a través de infografías y fichas (en formato electrónico) que muestran las principales características de los componentes del Sistema de Evaluación Docente (COE, CADD y EVIN). Estos elementos, si bien han sido diseñados para la comunidad universitaria de la PUCV, se encuentran disponibles para su descarga en la página web de la universidad. 

A nivel interno, la difusión se realiza por medio de correos electrónicos a todos los docentes participantes de los procesos evaluativos (por medio del COE, CADD y EVIN). Junto con lo anterior, para la evaluación de término debido a su masividad, se realiza una difusión especial con los estudiantes de primer año (a modo de inducción del proceso evaluativo) por medio de dípticos informativos. Para el resto de los estudiantes se instalan posters (en cada edificio de la Universidad) indicando las fechas y características del proceso, al mismo tiempo, que en la página web se despliegan recursos informativos de las mismas características.

7. Fuentes Complementarias

Evaluación de Medio Término

http://vra.ucv.cl/ddcyf/wp-content/uploads/2014/07/02-Ficha-de-Orientaciones-_Evaluaci%C3%B3n-de-Medio-T%C3%A9rmino1.pdf

Evaluación Intermedia PUCV

http://aula.virtual.ucv.cl/umdu/2014/info/10.pdf

Evaluación de la Docencia COE

http://vra.ucv.cl/ddcyf/wp-content/uploads/2013/11/comprendiendo_el_sistema_de_evaluaci%C3%B3n_v2-copy1.pdf

8. Archivos Adjuntos

Esta Buena Práctica no posee archivos adjuntos.

Datos de Contacto
  David Contreras Guzmán
david.contreras@pucv.cl
32-2274619
http://vra.ucv.cl/ddcyf/
Pontificia Universidad Católica de Valparaíso

Regresar al Buscador de Buenas Prácticas