Skip to main content
Detalle de la Buena Práctica

Proyecto de cooperación interuniversitaria entre cuatro universidades para el desarrollo de un curso en competencias informacionales para alumnos/as de 1º de grado


Palabras clave: Competencia informacional. Alfabetización informacional. e-learning, Cooperación interbibliotecaria

Resumen de la Práctica

Se presenta un proyecto de trabajo compartido entre 4 universidades: La Laguna, Santiago de Compostela, Zaragoza y Alicante para el desarrollo de un modelo común de formación en competencias informacionales. Para ello, comenzamos contextualizando el proyecto, describiendo el modelo de curso establecido en el convenio de cooperación, analizamos su puesta en marcha en el curso académico 2010/2011 y los resultados obtenidos de manera individual y global, exponemos el método de trabajo seguido y finalizamos planteando los retos de futuro.

 

1. Planificación de la Práctica

El nuevo contexto educativo universitario derivado de la Declaración de Bolonia  y dentro del marco del  Espacio Europeo de Educación Superior ha generado un nuevo modelo de  enseñanza basado en conocimientos y competencias. Muchos estudios apuntan a que el éxito de este nuevo modelo de enseñanza/aprendizaje requiere del alumnado la adquisición de competencias en información, es decir, que el estudiante sea capaz de localizar, organizar, evaluar, utilizar y comunicar eficazmente información.

Si desarrollar el  aprendizaje a lo largo de la vida de los estudiantes constituye uno de los objetivos principales de las instituciones de educación superior, la alfabetización informacional se convierte en una de las claves dentro de este proceso de aprendizaje. En  estas circunstancias, las y los universitarios deben incorporar esta competencia para aprender a interaccionar y gestionar la información con eficacia tanto en el  ámbito académico como en el  laboral e incorporarla a  su proceso de estudio como herramienta necesaria para el trabajo de aprender.

En el marco de REBIUN, sectorial de la CRUE dedicada a las Bibliotecas universitarias, se ha venido reflexionando y trabajando sobre este tema a lo largo de los últimos años. Así se ha considerado que una de las estrategias de futuro de las bibliotecas universitarias como servicio básico de apoyo a la investigación, la docencia y el aprendizaje es la de potenciar la colaboración en una oferta educativa en capacitación informacional para el alumnado de los nuevos grados, contribuyendo de  esta manera a los objetivos de la institución, entre los que se encuentra el dar una adecuada  respuesta a esta sociedad en permanente transformación.



En el contexto de las bibliotecas REBIUN, surge la iniciativa de firmar un convenio de cooperación para desarrollar un modelo común de curso de iniciación en formación de competencias informacionales para alumnos de primer grado entre las bibliotecas universitarias de la La Laguna, Santiago de Compostela y Zaragoza, incorporándose posteriormente la de Alicante, convenio apoyado y firmado por los rectores de las cuatro universidades. El objetivo inicial es el  de mejorar la formación ofertada por dichos servicios y tener una evaluación común del aprendizaje de los alumnos en las diferentes universidades.

Nos referimos al alcance de cada una de las  cuatro universidades en cuanto a número de profesores, total de alumnos, número de grados y número de alumnos de nuevo ingreso que son a quienes va afectar la formación (Tabla 1),  así como la referencia a la red de trabajo cooperativo que planificará y llevará a cabo la implantación de un modelo común de curso teniendo en cuanta una serie de aspectos y en base a unos objetivos comunes.

              

                                                                         Tabla 1. Alcance de las universidades

 

Sobre este contexto formado por cuatro universidades públicas, similares en algunos aspectos y particulares en otros,  con una polarización física determinada por la geografía de su ubicación,   se crea una pequeña red de trabajo cooperativo para poner en marcha un modelo formativo en competencias informacionales. Se parte de un programa propietario de la Biblioteca de la Universidad de la Laguna que cede a las otras universidades firmantes del convenio para su explotación.  Destaca en la agenda de trabajo de la red,  la voluntad de definir y avanzar en un plan común de investigación en  competencias informacionales, producir estudios cooperativos e integrados en esta red, con datos comparables, promover esta formación e intercambiar experiencias que se puedan  externalizar como ejemplo de buenas prácticas.

 Los aspectos que se tuvieron en cuenta fueron los siguientes:

  • Oportunidad: la Biblioteca de la Universidad de La Laguna cede un modelo de curso
  • Eficacia: ahorro de esfuerzo (todos hacemos lo mismo)
  • Apoyo institucional: los rectores apoyan la incorporación de la competencia informacional a través de la firma del documento
  • Forma de trabajo: a través de la colaboración logramos un mejor modelo
  • Evaluación: un único modelo de formación que evalúa a un mayor número de universitarios.

Se persigue establecer un diagnostico inicial del nivel competencial del alumnado con datos comparables entre las cuatro universidades y mejorar las propuestas de formación.



Se describen los elementos fundamentales del modelo formativo dentro del cual se encuadra el curso de formación, la organización del trabajo en cuanto a tareas y  criterios de evaluación, además de  los objetivos generales que se persiguen con este modelo formativo.

Elementos esenciales del modelo formativo

A)  El curso se impartirá en modalidad virtual  en las cuatro universidades y preferentemente en el primer cuatrimestre del curso académico, ya que es una actividad para trabajar una competencia transversal, genérica y necesaria desde el primer día de universidad. La responsabilidad de la gestión correrá a cargo de dos coordinadores/as por cada universidad y los  formadores correspondientes por curso.

El curso es el resultado de la colaboración entre el Servicio de Biblioteca y el profesorado de 1º de grado. Se persigue que el curso sea incluido  en la guía docente de  una asignatura obligatoria de grado,   porque las asignaturas obligatorias son las que tienen el contenido específico de la titulación, ya que responden a las competencias específicas de ese título.

B) La evaluación de la formación se centrará en dos aspectos fundamentalmente:

  • El grado de aprendizaje de los alumnos en el curso y el  aprendizaje posterior a través de indicadores que se le aportarán a los profesores colaboradores para la comprobación del aprendizaje.
  • El grado de satisfacción de los alumnos, de los profesores colaboradores y el de los bibliotecarios formadores. Este elemento ayuda a mejorar el enfoque y los contenidos del curso adaptándolos a las necesidades de docentes y discentes.

C) De la recogida y explotación de datos de las cuatro experiencias, se extraerán los datos parciales por universidad y los globales de las cuatro. Los datos recogidos y evaluados aportan la información que nos permite estar en condiciones de establecer en conjunto propuestas de mejora en cuanto a: materiales didácticos, unidades temáticas, tareas y encuestas.

D) Desde el principio se señala la importancia de la difusión de esta iniciativa, para lo que se detallará un programa específico de difusión de la misma. El objetivo es  demostrar que no hay problemas de distancia, ni con las  distintas políticas o filosofías de cada universidad,  sino que es un proyecto  que hemos afrontado con  actitud positiva confiando en el aprendizaje compartido y que pretendemos externalizar como modelo de benchmarking.

E) Cada una de las Universidades asumirá la coordinación de un aspecto del modelo formativo: materiales didácticos (Alicante), contenidos (La Laguna), evaluación (Zaragoza) y difusión (Santiago de Compostela).

Los objetivos generales  son:

  • Que el alumnado se inicie en la adquisición de las habilidades y destrezas básicas para plantear una búsqueda de información, localizar, seleccionar, analizar y construir nuevos conocimientos de forma autónoma, constructiva y ética de acuerdo con sus necesidades o problemas informacionales.
  • Que el alumnado asuma que saber gestionar información es una práctica que debe completar su proceso de formación en la universidad, que le facilita el estudio y la realización de trabajos académicos con metodología científica y que  tiene que constituir una práctica transferible a todo su trabajo formativo, investigador, profesional y cotidiano.
  • Que el alumnado sea capaz de conseguir estos objetivos  a través de una plataforma de enseñanza/aprendizaje virtual, donde se da importancia a herramientas de cooperación, autoaprendizaje y utilización de TIC.

2. Desarrollo y ejecución de la Práctica

Vienen determinadas por la descripción del curso,  el proceso de ejecución, la evaluación del aprendizaje y la  satisfacción de alumnado,  profesorado y formadores.

 Descripción y desarrollo del curso

El curso está concebido para que el alumno le dedique entre 5 y 10 horas, dependiendo de las competencias previas que tenga y con una duración máxima de 10 días.

El curso se estructura a través de una serie de unidades, cada unidad incorpora objetivos, material didáctico y tareas, éstas permiten al alumnado comprobar su aprendizaje.

 El curso integra herramientas que ayudan al alumno a trabajar de forma cooperativa, a través de los foros de debate. En estos foros el bibliotecario y/o el profesor colaborador, introducen una serie de temas de discusión relacionados con el curso y/o la asignatura de la titulación donde se ha integrado.

Además, el curso tiene otros foros que sirven para establecer una comunicación permanente, para aclarar dudas o hacer sugerencias.

 En el curso el alumno aprende a:  

  • Identificar la necesidad de información
  • Localizar y seleccionar información
  • Evaluar la información encontrada
  • Usar de forma ética la información
  • Comunicar de forma adecuada la información
  • Utilizar de manera adecuada las TIC

El alumnado comienza el curso contestando un cuestionario inicial que sirve para valorar el nivel de competencias del que parte.

 Las unidades del curso se han diseñado para que el alumnado las realice de forma secuencial y son las siguientes:

 Antes de empezar: la importancia de adquisición de competencias

  1. El proceso de búsqueda de información
  2. Cómo localizar información en el catálogo
  3. Cómo localizar información electrónica en la web de la biblioteca
  4. Cómo localizar información en Internet
  5. Cómo citar la información localizada
  6. Investigar en 1º de grado : hacer un trabajo
  7. La web 2.0

 Cada biblioteca readapta los prácticos y algunos materiales didácticos conforme a sus titulaciones, recursos y  plataformas de información disponibles.

 El curso tiene una serie de materiales didácticos (guías, tutoriales, vídeos…) que son comunes y otros que cada biblioteca integra para mejorar el aprendizaje.

 Al finalizar el curso el alumnado debe cumplimentar una encuesta final que le sirve para comprobar lo aprendido; en ella, se incorporan ítems relacionados con cada unidad e ítems del cuestionario inicial para valorar la evolución del aprendizaje.

Criterios de evaluación

Uno de los objetivos del proyecto es la evaluación de los cursos y del aprendizaje de los alumnos.  Contamos para ello con una  línea de trabajo dedicada al análisis de resultados, con el objetivo de establecer un sistema de indicadores que nos permita contar, a corto/medio plazo, con un sistema de seguimiento, medición, análisis y mejora del modelo de curso para alumnos de primero de grado en el marco del convenio de cooperación.

En esta primera fase de implementación del proyecto se han seleccionado para el análisis comparativo un total de cinco grandes bloques de indicadores:

  1. Para comparar la integración del curso en las titulaciones.
  2. Para comparar datos de alumnado de grado formado en CI
  3. Para comparar datos de personal bibliotecario formador en CI
  4. Para comparar la satisfacción con el curso de los distintos agentes
  5. Para comparar resultados de la evaluación de aprendizaje y eficacia de la formación en CI.


La red de trabajo cooperativo formado por:

  • el grupo coordinador  general compuesto por  representantes de cada universidad
  • Los coordinadores de los grupos de formadores de cada universidad
  • Los equipos de formadores/as de cada universidad
  • Los profesores colaboradores

El grupo coordinador general mantiene una comunicación periódica presencial alternando las universidades firmantes del convenio y una comunicación permanente a través de un espacio virtual para el intercambio de experiencias, la mejora en la planificación y actividades, actuaciones con vicerrectores, profesores y formadores y  el establecimiento de criterios comunes de evaluación.

 

                        

3. Resultados de la Práctica

Se presentan los resultados de  esta primera implantación del modelo de curso en las cuatro universidades. Hemos de tener en cuenta que el punto de partida en cuanto a situación y realidad de cada una en el proyecto es distinto y que deberemos ir adaptando el sistema de indicadores a las situaciones y realidades de nuestras respectivas universidades, asegurando la eficacia y eficiencia del mismo.

 Indicadores para medir la integración de esta actividad de aprendizaje en las titulaciones

  • Porcentaje de grados en los que se imparte el curso/ total de grados que se imparten en la Universidad (gráfico I)

        

        Gráfico I. Integración del curso en las titulaciones. Grados

 

  • Porcentaje de grados con curso incorporado en la guía docente/ total de grados en los que se imparte el curso (gráfico II)

                               

        Gráfico II. Integración del curso en las titulaciones: Guías docentes

 

La Universidad de La Laguna viene aplicando este modelo de formación desde el curso 2006/2007. El resto de las universidades lo han implantado el curso 2010/2011.

En cuanto a la tasa de inclusión, en este curso académico sólo la ULL y la USC tienen incorporada esta actividad de aprendizaje en las Guías Docentes de las asignaturas en las que se integra (en un 69 y un 25% de los casos, respectivamente). Es objetivo para el curso 2011/12 que todos los grados en los que se integra el curso lo reflejen en las Guías Docentes de la/s asignatura/s de primer curso con la que se colabora.

 

II .2 Indicadores para medir los resultados del curso

  • Porcentaje de alumnos matriculados en los cursos/total de alumnos de nuevo ingreso (grafico III)
  • Porcentaje de alumnos aptos/total alumnos inscritos en los cursos (tasa rendimiento) (gráfico V)
  • Porcentaje de alumnos aptos/total alumnos que han realizado el curso (tasa de éxito) (gráfico IV)

 

                         

                                        Gráfico III. Alumnos que realizan el curso sobre el total de nuevo ingreso

 

 

  

Gráfico IV. Alumnos que superan el curso

 

 Gráfico V. Porcentaje  de alumnos aptos sobre el total alumnos que realizan el curso

 

Indicadores para medir el aprendizaje de los alumnos

Objetivo prioritario para el curso 11/12, es contar con datos de evaluación del aprendizaje de los alumnos. Para ello se ha diseñado un cuestionario mediante el cual el  profesor valorará el nivel de aplicación en los trabajos de clase de lo aprendido por sus alumnos además de la mejora de los instrumentos de medición de competencias inicial y final que permitirá analizar la evolución del aprendizaje del alumno.

Indicadores para medir el grado de implicación del personal bibliotecario

  • Porcentaje de personal formador/ total de personal de la biblioteca en disposición de formar. En el siguiente gráfico se presenta la situación del personal bibliotecario que ha participado en el proyecto según categorías profesionales.

                                

   Gráfico VI. Implicación del personal bibliotecario

 

 Indicadores para medir la satisfacción de los agentes implicados (alumnos, profesores, bibliotecarios)

En esta primera fase contamos con datos conjuntos sobre la satisfacción de los alumnos. La encuesta consta de doce ítems. Seleccionamos a continuación cuatro de los más significativos para medir la satisfacción con la actividad realizada.

                 

 

    Gráfico VII. Cumplimiento de los objetivos del curso.            Gráfico VIII. Conocimientos y habilidades.

 

             

                                  Gráfico  IX. Utilidad del curso                                            Gráfico X. Satisfacción

 

                                                   

6.243  alumnos han realizado el curso

El 88% de los alumnos lo han superado con éxito

74 bibliotecarios han participado en el proyecto

El 85% de los alumnos dice que ha adquirido nuevos conocimientos

El 80% de los alumnos creen que el curso les servirá en su formación académica

El 82% de los alumnos recomendarían el curso a otros estudiantes

 Tabla II. Resumen resultados globales curso académico 2010/11

 

Uno de los objetivos para el curso 11/12 es recopilar datos de satisfacción de personal bibliotecario formador, en base a la utilización de un formulario común, así como generalizar el uso del formulario de satisfacción para el profesorado.

 Esta experiencia arranca en común en el curso 2010/2011 y en principio se toma como un proyecto piloto hasta la obtención de los primeros resultados comparables. Se adopta, como se ha dicho el modelo de la ULL con pequeñas excepciones por parte de la UZ y la UA  pero estableciendo desde el principio una serie de elementos comunes que permitiesen realizar posteriormente el análisis comparativo de resultados.

Se consiguió cumplir los objetivos marcados consolidándose el proyecto y poder iniciar el planteamiento de acciones futuras determinado un reparto de tareas y una responsabilidad concreta por universidad.

 

 Acciones futuras:

A) El futuro está orientado a la extensión de las  competencias informacionales al   mayor número de alumnos de primero de grado ante la necesidad de su adquisición, cuando entre el 85 y 90% acceden a la universidad sin esta formación.

B) Como hemos ido exponiendo, se trabajan competencias informacionales pero teniendo en cuenta, que el modelo Crue/Tic/Rebium es el CI2 (competencias informáticas e informacionales) es un objetivo del equipo ir hacia este modelo trabajando ambas competencias conjuntamente.

C) Otro de los objetivos, es mejorar el modelo con las aportaciones de todos las bibliotecas asociadas en el reparto de tareas y responsabilidades que ya hemos mencionado, asi:

1. La ULL, responsable de contenidos, actividades y de los cuestionarios de evaluación de las competencias, ha diseñado para este curso un nuevo modelo de cuestionario inicial y final  que nos permita medir el aprendizaje del alumno, controlar desviaciones y/o replantear ítems.

Por otra parte, se han simplificado contenidos y tareas adaptándolas y haciéndolas más comprensibles para el alumno.

2. La UA, se ha responsabilizado de la elaboración de tutoriales y objetos de aprendizaje que faciliten la comprensión de los contenidos y ayude al estudiante en la elaboración de sus tareas: tutorial de operadores, uso de internet, estilos y modelos de citas y referencias bibliográficas.

3. La UZ, se ha encargado y será su tarea fundamental  mejorar la tabla de indicadores, definiendo cada uno de ellos para evitar errores. Establecer los criterios para el apto y no apto del alumno en el curso, los criterios que el profesor colaborador podrá utilizar para incorporar el curso en su Guía docente, los cuestionarios de satisfacción de los alumnos, profesores y formadores, así como los indicadores con los que el profesor podrá aportar el rendimiento del alumno y mostrar la eficacia del curso.

4. La USC asume la labor de difusión de la inicitiva, para lo cual diseñará estrategias de difusión internas y externas (más detalladas en el apartado sostenibilidad)

Estas son los compromisos de cada biblioteca universitaria,  sin embargo hay que tener en cuenta que aunque jugamos en un mismo marco educativo, cada universidad  tiene sus peculiaridades dadas por la propia autonomía. Hemos sido conscientes de ello y hemos planteado que ante los debates que en ocasiones se suscitan sobre algunos aspectos, establecer unos mínimos que deben de ser respetados por todos y que  van a ser los elementos evaluable en común.

Ante esto, se baraja ya la idea de elaborara un documento marco como manual del sistema, con los principios, objetivos, contenidos, procesos, procedimientos e indicadores comunes  y que nos lleve a determinar el perfil competencial del alumno de acuerdo al nivel exigible en primero de grado.

4. Evaluación y Revisión de la Práctica

A la vista de los primeros resultados de este proyecto tomado inicialmente como piloto, comenzamos se diseñar un plan de difusión y expansión del proyecto, tarea que asumió la Universidad de Santiago de Compostela.

1. Se comenzó por diseñar un modelo de logo que nos identificase, consensuamos la marca identificativa de la red de cooperación  que nos distinguirá en todas las acciones que se lleven a cabo en la posteridad.

2. Se establecen dos estrategias para difundir el proyecto:

A) Difusión   interna: cada universidad tomará sus propias decisiones según sus expectativas,  pero desde la USC se sugieren las siguientes acciones:    

  • Diseño de un banner anuncio para exponer en las web de las bibliotecas de las Universidades y en la web de cada centro o grado en el que se incorpore el curso.
  • Organización de seminarios compartidos entre bibliotecarios y profesores para  dar a conocer más y mejor el modelo de curso y la experiencia de cooperación. En la Universidad de Santiago (campus de Santiago y Lugo) se celebra en el mes de junio uno de estos seminarios desde el Servicio de Planificación y Formación de PAS y desde el Programa de Formación e Innovación Docente (PFID) denominada: “Xornada sobre boas practicas na formación en competencias informacionais” con la asistencia de más de 50 profesores/as y 30 bibliotecarios/as. El seminario fue impartido por las coordinadoras de los grupos de trabajo de las cuatro universidades conveniadas.  El grado de satisfacción global en escala de 1 a 5 la media superó el 4.

Esta iniciativa está prevista que se extienda al resto de las universidades del convenio.

2) Difusión externa con las siguientes acciones

  • Elaboración de un video con  la participación de profesores, alumnos y bibliotecarios para difundir en red la importancia de la adquisición de la competencia informacionales.
  • Comunicación como buena práctica en las IX Jornadas CRAI (Santiago de Compostela 2011) con la presentación de resultados y evaluación comparativa del curso 2010/2011 de las cuatro bibliotecas universitarios del convenio. 

http://www.usc.es/es/congresos/crai/index.html,

 dicha comunicación se publicó en la red Slideshare http://www.slideshare.net/CarmenVarelaPrado/uni-ci2-cooperacion-para-laformacion-en-competencias-modo-de-compatibilidad-8423699.

  • Difusión del proyecto y del convenio de cooperación en los siguientes foros y redes sociales: IweTel, BibCat, Facebook, LinKedin, alfiniberoamerica.blogspot, briefinggalego y Alfared en la sección de buenas prácticas (evaluación)

La campaña de difusión dio como resultado la visibilización extensiva del proyecto y del convenio dentro y fuera de fronteras y  el impacto  comenzó a materializarse en hechos concretos que exponemos:

1. Impacto interno en cada universidad. La laguna que ya tenía incorporado el  curso en el 80% de los grados en el curso 2010/201,  puede fácilmente acercarse al 90% en 2011/2012, Zaragoza de un 50% prevé un 80% y Santiago del 8% llegará al 60%.

2. En cuanto al impacto externo, se mide por las propuestas  de adhesión al convenio como nuevos asociados, estando ya incorporada la Universidad de Huelva y alguna otra en trámites.

3. Desde Hispanoamérica, ya se han recibido también  muestras de interés por el conocimiento más detallado del curso y los principios por los que se rige el convenio. 

5. Carácter Innovador de la Práctica

Se ha comprobado que este proyecto ya consolidado es pionero en este campo en las universidades españolas. Destacamos su carácter innovador por responder a principios tan altamente valorados y  enriquecedores como  el de cooperación entre instituciones distantes y con distinta identidad pero con un proyecto común. Por el principio de colaboración que se establece entre distintos colectivos: bibliotecarios y docentes con criterios comunes y con el objetivo de que el alumnado de nuevo acceso a la universidad adquiera una formación básica en competencias informacionales.  Por lo que supone el trabajo en equipo de los grupos de formadores/as de cada universidad que significa el capital social del proyecto y que conforman auténticos espacios de inteligencia compartida.



Hemos comprobado que trabajar juntos nos ayuda a mejorar de forma continua, nos da visibilidad, nos permitir hacer un estudio más amplio de la realidad en nuestras universidades y  de la realidad de su alumnado.

De esta red de cooperación con denominación propia UniCI2, destacamos como conclusión y a modo de resumen, sus principios y sus señas de identidad:

  • Es una  alianza, porque hemos establecido unos acuerdos de colaboración que se recogen en el convenio firmado y hemos creado una metodología de trabajo interno, con reparto de tareas y calendario de trabajo.
  • Es una realidad porque hablamos de una experiencia real.
  • Es un modelo formativo concreto basado en la igualdad de oportunidades para todos los alumnos de nuevo ingreso.
  • Se imparte en modalidad de enseñanza virtual
  • Hemos  establecido unos contenidos mínimos que garantizamos en todos los cursos de las bibliotecas del convenio.
  • Evaluamos y obtenemos resultados, para ello se han establecido indicadores y criterios de evaluación comunes de acuerdo con los contenidos mínimos. Esto nos permite comparar resultados.
  • Es un objetivo estratégico para las bibliotecas participantes pero también para las universidades
  • Es visible y exportable. Trabajando juntos, autoridades académicas, profesorado, bibliotecarios, aunando esfuerzos y sinergias para seguir avanzando con el objetivo de formar personas competentes informacionalmente.

6. Divulgación de la Práctica

Sin información para éste item.

7. Fuentes Complementarias

Esta Buena Práctica no posee fuentes complementarias.

8. Archivos Adjuntos

Esta Buena Práctica no posee archivos adjuntos.

Datos de Contacto
  María Isabel Casal Reyes
mabela.casal@usc.es
881 811087
http://
Biblioteca universitaria. Universidade de Santiago de Compostela

Regresar al Buscador de Buenas Prácticas